Las pymes generan casi la mitad del empleo industrial de Gipuzkoa

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) de Gipuzkoa generaron en 2016 más de 31.500 puestos de trabajo, lo que supone “casi la mitad del empleo total de la industria”...
Industria

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) de Gipuzkoa generaron en 2016 más de 31.500 puestos de trabajo, lo que supone “casi la mitad del empleo total de la industria” de este territorio, según revela un estudio financiado por la Diputación foral.

El documento, elaborado por Deusto Bussines School, la Fundación Antonio Aranzabal y la Asociación de la Empresa Familiar de Euskadi, constata que en Gipuzkoa existen más de 900 pymes industriales con una facturación total que el año pasado ascendió a 7.000 millones de euros.

El informe destaca que se trata de firmas “consolidadas” ya que el 53 % opera en este territorio desde hace más de veinticinco años, un tiempo durante el que “han acumulado conocimiento y experiencia”, que “en muchos casos les ha permitido tener presencia en los mercados internacionales”, puesto que el 54 % exporta fuera de España.

El texto constata además que el 65 % de estas pymes es una empresa familiar, con una media de 32 empleados, factura un promedio de 6 millones de euros al año y “posee capital familiar puro”.

Más de la mitad tiene la propiedad y la gestión en manos de la segunda generación de la familia, con lo que ya han superado un proceso sucesorio, según desvela este informe, que pretende paliar el déficit de información existente sobre la realidad sucesoria de las pymes guipuzcoanas y de su actividad y su relación con el entorno.

Según informan sus autores en una nota, el 62 % de las pymes industriales de Gipuzkoa tiene un impacto “medio alto” en el territorio, mientras que otro 20 % posee un impacto “alto”, lo que permite concluir que el 8 2 % de ellas “son grandes generadoras de actividad y riqueza y por tanto contribuyen de forma intensa al desarrollo económico y social del territorio”.

“De hecho -aclara la nota-, el 42 % de ellas compran en el territorio y el 37 % vende en él, lo que representa un saldo exportador positivo”.

Además, casi el 50 % de estas pymes ha consolidado un producto o marca propios, lo que, según este informe, “les permite ser competitivas en el entorno internacional y desarrollar un efecto tractor sobre las empresas del territorio, a las que adquieren casi la mitad de sus compras (42 %)”.

Aunque la red interempresarial generada por estas pymes “fortalece” el tejido económico de Gipuzkoa, el estudio advierte también del “peligroso” efecto dominó que “el eventual cierre o salida del territorio de estas compañías tractoras puede desencadenar”.

Por este motivo, aboga por “mantener la competitividad y potenciar el enraizamiento de la pyme industrial tractora, cuyos efectos multiplicadores son beneficiosos para toda la red”, al tiempo que insiste en que arraigar las empresas en Gipuzkoa resulta “crítico” para que las decisiones se adopten en este territorio.

El informe también recuerda que estas firmas, “principalmente empresas familiares y cooperativas o sociedades laborales”, tienen una fuerte implicación social, con un “compromiso” que se materializa en “una plantilla media de 32 empleados”, además de destinar una media de casi 6.000 euros anuales a acciones sociales.

En cuanto a los riesgos de estas compañías, el estudio identifica posibles “ofertas de compra” con una escasa vinculación con permanecer en Gipuzkoa, la pérdida de cuota de mercado, problemas de dimensión, la pérdida de clientes y la sucesión.

El reto, refleja este informe, es “seguir la estela de las empresas tractoras que ya han abordado las recomendaciones planteadas y promover el paso del taller a la empresa, ampliando la perspectiva de la excelencia operativa a la eficiencia rentable, de cuidar la gestión y mimar también el gobierno de la empresa”.

Secciones
#OrainEkonomia#OrainGipuzkoa#OrainPortadaGipuzkoa

Relacionado con