Las familias vascas ante el reto de sobrevivir a la incertidumbre de las pensiones futuras. Algunos consejos para sacar partido a nuestras EPSV

Con el ahorro personal, tan difícil y escaso en estos momentos, estamos preparando nuestro futuro. Las causas de esta situación del ahorro son fácilmente entendibles y tiene que ver...
José Ramón Urrutia
José Ramón Urrutia

Con el ahorro personal, tan difícil y escaso en estos momentos, estamos preparando nuestro futuro.

Las causas de esta situación del ahorro son fácilmente entendibles y tiene que ver lógicamente con los tipos de contrato laboral  y con el paro existentes, con la disminución y reducción de los salarios y demás retribuciones profesionales así como con la cada vez más creciente divergencia retributiva que está haciendo que el abanico salarial se vaya ampliando provocativamente, con los desembolsos por compromisos, deudas o pagos aplazados pendientes todavía tanto por parte de los titulares o  por alguno de los miembros de la unidad familiar, con los vaivenes y turbulencias de los mercados financieros, con los tipos de interés bajísimos o negativos, con las subidas impositivas, etc. que están ocasionado que la renta disponible nominal de los hogares se haya reducido sustancialmente.

Las consecuencias de este penoso comportamiento del ahorro son preocupantes para el futuro de la actividad económica y el desarrollo de nuestro País. Por un lado las familias vascas se encuentran sin poder planificar el mañana con cierta tranquilidad, y ello retrae el consumo y el gasto normal, y por otro lado el envejecimiento de la sociedad vasca va a necesitar importante cantidad de recursos para poder atender los compromisos de tipo social, asistencial, sanitario, etc. con nuestros mayores.

En este entorno y en esta dura realidad, las entidades financieras, las compañías de seguros, y demás instituciones promotoras de sistemas de previsión social, nos anuncian por estas fechas   campañas de captación del ahorro para dicho objetivo, pudiendo canalizar el mismo bien hacia ENTIDADES DE PREVISIÓN SOCIAL VOLUNTARIA (EPSV), hacia PLANES DE PENSIONES, u  otro tipo de seguro.

El volumen de esta industria de previsión social de carácter privado, en lo que se refiere a EPSV (institución con LABEL VASCO) se mantiene en niveles francamente importantes (34% del PIB vasco) si se compara con las cifras a nivel estatal (9,5% del PIB español), es similar a la media de la UE a 15 (35%), y a una cierta distancia del que tienen los países de la OCDE (85%).

Las campañas lanzadas están ávidas de atraer a nuevos asociados, y su ahorro hacia el modelo de previsión social de carácter privado. Cuidado con las bonificaciones ofrecidas, con los regalos, y demás ofertas tentadoras.

La mala evolución de los mercados financieros, acompañada además de las comisiones de gestión un tanto elevadas que vienen cargando las entidades gestoras, están ocasionando que los rendimientos netos percibidos por los socios de número y beneficiarios sean muy ajustados  o negativos, con lo cual sus derechos económicos acumulados se van resintiendo o disminuyendo.

A modo de sugerencias a este tipo de ahorro y en especial para los nuevos socios, para los asociados en activo, y para los beneficiarios de las EPSV de TIPO INDIVIDUAL, se pueden indicar las siguientes:

1.- Revisar y hacer un seguimiento puntual y periódico de los rendimientos que se vayan obteniendo.

2.- Controlar las comisiones o gastos de administración que carga la EPSV. Desde el mes de julio de 2016, el Departamento de Hacienda y Finanzas ofrece a la ciudadanía vasca, a través de su página web, toda la información facilitada por las Entidades de Previsión Social Voluntaria, sobre rentabilidades y gastos de administración de la modalidad INDIVIDUAL correspondiente a los años  2013,2014, y 2015.

3.- Analizar qué tipo de inversiones hace la EPSV, y el riesgo asumido, y comprobar si hay en las mismas un cierto compromiso con el desarrollo económico y social de Euskadi.

4.- Prestar atención a este tipo de ahorro que es a largo plazo, y exigir al gestor responsabilidad, profesionalidad, rigor y dedicación total.

5.- Estar al tanto de las variaciones que se produzcan en el marco fiscal que da cobertura a este tipo de ahorro, en comparación con otros productos, y de otras novedades que se han anunciado sorpresivamente.

De nuestras aportaciones, y de la evolución de los mercados financieros, en general, depende en buena parte nuestro futuro.

Suerte y a por él.

Secciones
#OrainEkonomia#OrainPil-pileanGipuzkoa

Relacionado con