Euskadi se ofrece para gestionar de forma inmediata un corredor humanitario

Jonan Fernández recuerda que "la solución a la crisis de los refugiados pasa por reconocer que una colaboración multilateral activa es indispensable".
comienza_la_deportacin_masiva_de_refugiados_hacia_turqua_h1673_f8f06

El Gobierno Vasco se ha ofrecido al Ejecutivo central para gestionar una experiencia piloto de corredor humanitario para los refugiados como la que desarrolla en Italia la Comunidad de San Egidio, que estaría en condiciones de poner en marcha “la próxima semana, si fuera necesario”.

El secretario para la Paz y la Convivencia del Gobierno de Iñigo Urkullu, Jonan Fernández, ha informado hoy en rueda de prensa de que esta propuesta fue trasladada la semana pasada a la Secretaría General de Inmigración y Emigración del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Se entregó además un segundo plan, para “ampliar” el sistema ordinario de acogida con un “refuerzo complementario”, ya que el Ejecutivo vasco entiende que la situación de los refugiados es ahora “excepcional” y requiere de medidas “extraordinarias”.

“Los procesos hay que hacerlos con seriedad y seguridad, pero aquí también hay una cierta emergencia, y no nos podemos eternizar en la toma de decisiones”, ha subrayado.

La idea es que en ese “sistema de refuerzo” las comunidades autónomas desempeñen “un papel directo en la canalización de los procesos de acogida e integración”, ha señalado Fernández, que ha comparecido junto a la directora de Víctimas y Derechos Humanos, Monika Hernando.

Ha destacado que “la solución a la crisis de los refugiados pasa por reconocer que una colaboración multilateral activa es indispensable”.

Se plantea la cooperación con el Gobierno español y las instituciones forales y locales, con las entidades homologadas que gestionan los programas de acogida, y con el voluntariado y la sociedad civil organizada.

Se quiere trabajar en ese “sistema de refuerzo complementario” de “abajo a arriba” y, por ello, el Ejecutivo de Urkullu va a iniciar un proceso junto a las diputaciones forales y los ayuntamientos vascos con el fin de conocer el número de refugiados que puede acoger cada municipio.

El cálculo se realizará en función de la disponibilidad de ofrecer una vivienda adecuada, un recurso inmediato de aprendizaje del castellano y de la colaboración de los servicios sociales de base.

Además de la implicación de todos sus departamentos, el Gobierno Vasco otorgará apoyo económico a los ayuntamientos y entidades sociales.

Fernández ha señalado que en aproximadamente un mes se podrá conocer la disponibilidad de cada municipio, aunque cree que el número de refugiados que podrían acoger entre todos ellos “no estará muy distanciado” del millar de personas que el Ejecutivo autonómico ofreció acoger en 2015 cuando se inició la crisis humanitaria en el Mediterráneo.

La experiencia piloto del corredor humanitario plantean iniciarla con medio centenar de refugiados.

“En este momento la sociedad y las instituciones vascas estaríamos preparadas para abordar en cualquier momento una experiencia piloto de corredor humanitario, podríamos asumirlo la semana que viene si fuera necesario. La propuesta de crear un sistema de refuerzo complementario requiere que haya un diálogo con los ayuntamientos y las diputaciones y nos gustaría tenerlo casi completado en un mes”, ha precisado Fernández.

Ha señalado que aún no han recibido respuesta del Gobierno central, pero que se están estudiando las propuestas y que existe “comunicación fluida y constructiva” entre los dos ejecutivos.

Además, ha recordado que Urkullu “profundizó” durante su reciente visita a Roma sobre la experiencia de los corredores humanitarios, que permite trasladar de manera legal y segura a personas refugiadas para que, una vez en Italia, puedan tramitar su solicitud de asilo.

Ayer volvió a tratar “en profundidad” este asunto con los obispos de las tres diócesis vascas, quienes “expresaron su disposición a colaborar en este materia”.

Secciones
#OrainEuskadi

Relacionado con