Gipuzkoa redobla ayudas a la competitividad de empresas hasta 4,1 millones

La Diputación de Gipuzkoa ha “redoblado” las ayudas destinadas a la competitividad de las empresas al pasar de 2,4 millones de euros en 2017 a 4,1 millones en 2018,...
lehendakari-visita-empresa-Erreka-Medium

La Diputación de Gipuzkoa ha “redoblado” las ayudas destinadas a la competitividad de las empresas al pasar de 2,4 millones de euros en 2017 a 4,1 millones en 2018, una suma en la que se incluyen dos líneas nuevas dirigidas a fomentar los proyectos relacionados con la economía circular y con la creatividad empresarial.

El portavoz de la institución foral, Imanol Lasa, ha dado cuenta hoy en rueda de prensa de estas subvenciones aprobadas por el consejo de gobierno provincial que tienen por objetivo, ha indicado, fortalecer el tejido industrial “especialmente en los sectores estratégicos” y “priorizando a las pymes”, que generan el 40 % de los puestos de trabajo del territorio.

En el desglose de las ayudas, la mayor cuantía (2.022.506 de euros) corresponde a las dirigidas al fortalecimiento competitivo; 1.120.000 euros serán para articular la colaboración interempresarial y 446.011 euros se destinarán a proyectos que impulsan la continuidad de la actividad.

Como novedad respecto al año pasado, se incluyen 245.000 euros para proyectos de economía circular, “que puede generar oportunidades de desarrollo ligando crecimiento y sostenibilidad”, ha indicado Lasa.

Además, las actividades industriales que involucren la generación de nuevas ideas y conocimiento y “sumen la creatividad como una de sus ventajas competitivas” contarán con una línea de ayudas de 320.836 euros.

En 2017 esta convocatoria de subvenciones dio soporte a 81 proyectos, 45 relacionados con la competitividad, 21 con la transmisión de la actividad empresarial, y 15 en la colaboración entre compañías.

Por otra parte, el consejo de gobierno foral ha aprobado la regulación de la prestación de servicios por el personal empleado público de la Diputación mediante un sistema mixto que abarca la modalidad presencial y el teletrabajo.

La iniciativa tiene lugar tras una experiencia piloto de seis meses de duración en la que han participado nueve trabajadores que ha arrojado resultados “muy positivos”, ha señalado Lasa.

Las peticiones para trabajar de forma “no presencial” deberán estar motivadas por el cuidado de un familiar y el solicitante deberá ocupar un puesto susceptible de ser desempeñado en esta modalidad.

Secciones
#OrainEkonomia#OrainPolitika#OrainPortadaGipuzkoa

Relacionado con