Gipuzkoa reconoce con la Medalla de Oro a las víctimas del franquismo como forma de mantener viva y transmitir su memoria

Las víctimas del franquismo han recibido hoy la Medalla de Oro de la Diputación de Gipuzkoa, un reconocimiento que lleva aparejado el compromiso del gobierno foral para mantener viva...
Medallas de Oro Gipuzkoa

Las víctimas del franquismo han recibido hoy la Medalla de Oro de la Diputación de Gipuzkoa, un reconocimiento que lleva aparejado el compromiso del gobierno foral para mantener viva su memoria y para transmitírsela a las generaciones venideras.

“Quienes padecieron los zarpazos del franquismo jamás perdieron su dignidad pero, ahora, nosotros sí podemos perder la nuestra si no cuidamos de su memoria”, ha destacado el diputado general, Markel Olano, en el acto de entrega de la máxima distinción que otorga la institución foral.

Una “ezpata-dantza” ha inaugurado esta emotiva ceremonia, en la que los bailarines han hecho un arco de espadas por las víctimas ausentes y a la que han asistido responsables de diferentes instituciones, como la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, la de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Eider Mendoza, y los consejeros Josu Erkoreka, Arantxa Tapia, Iñaki Arriola y Cristina Uriarte.

Alcaldes, junteros y representantes de la entidades educativas, sociales y económicas también han acudido al palacio foral, donde el presidente de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, Paco Etxeberria, ha dicho en su “laudatio” que éste es “un justo reconocimiento” a las víctimas del franquismo.

“La memoria está vinculada orgánicamente a la democracia y, por tanto, está inscrita en un horizonte de negociación y reconciliación. La memoria no es enemiga, sino aliada de la paz y fundamento de la democracia”, ha destacado Etxeberria ante una audiencia entre la que se encontraban más de 250 víctimas -17 supervivientes de la dictadura entre ellas-.

Ha subrayado que “cualquier análisis” del papel de la memoria histórica en Gipuzkoa “tiene que partir de una primera y simple constatación política: el reconocimiento explícito de la existencia de una pluralidad de memorias”.

Olano, por su parte, ha incidido en “lo amplio” del colectivo de víctimas del franquismo y ha hecho extensible la Medalla de Oro “a quienes perdieron la vida, fueron ejecutados sin juicio o fusilados tras un proceso sumarísimo; a quienes sufrieron la cárcel, el exilio, la tortura o el confinamiento; a quienes padecieron la represión socioeconómica y a todos aquellos que vieron vulnerados sus derechos sociales, civiles, políticos y culturales”.

Ha dicho que la lista “es larga” y “se cuentan por millares”, tras recordar que el franquismo ejecutó a un millar de guipuzcoanos y fusiló a otros 400.

“El objetivo de este ejercicio de memoria es que las nuevas generaciones conozcan lo que nuestros abuelos y abuelas vivieron, tanto en la época de la guerra y la dictadura, como en el impacto que tuvo en el modo de vida, la cultura y la lengua de este pueblo. La meta de esta transmisión es que lo sucedido en el pasado no vuelva a repetirse en el futuro”, ha subrayado.

Por ello, en nombre de la Diputación Foral, se ha comprometido a trabajar por mantener viva esa memoria, una labor iniciada al principio de la legislatura.

Se han organizado ya diversos actos de homenaje por el territorio, en los que se “ha puesto cara a algunas de las personas que se encuentran detrás de los fríos números”, ha indicado.

“Somos los descendientes de aquellas personas, somos sus hijos e hijas, sobrinas, nietos. Nos corresponde contribuir a completar su memoria, así como el transmitirla”, ha enfatizado.

Secciones
#OrainGipuzkoa#OrainPortadaGipuzkoa#OrainSociedadGipuzkoa

Relacionado con