El Gobierno Vasco adquiere el 1,24 % del capital de la empresa CAF

El Gobierno Vasco ha entrado en el capital de la empresa de construcción de ferrocarriles CAF con la adquisición del 1,24 % de las acciones de la compañía guipuzcoana....
factoria_beasain_caf

El Gobierno Vasco ha entrado en el capital de la empresa de construcción de ferrocarriles CAF con la adquisición del 1,24 % de las acciones de la compañía guipuzcoana.

El Ejecutivo autónomo ha adquirido 425.870 acciones a Kutxabank por 15 millones de euros, en una operación que hizo efectiva el pasado 28 de diciembre.

Se trata de “la primera actuación relevante en la estrategia del Fondo Estratégico de 250 millones” que impulsa el Ejecutivo autonómico y que contribuirá “a garantizar el crecimiento y el arraigo de empresas vascas con potencialidad tecnológica y de internacionalización”, según ha anunciado hoy la consejera vasca de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia.

La consejera ha comparecido junto con al titular de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, para informar de esta operación, que supone la primera participación pública en el capital de una empresa cotizada.

La compra se ha llevado a cabo pese a que aún no se ha concluido la “definición” del citado Fondo Estratégico -se hará en el primer cuatrimestre del año-, que contará con 100 millones de euros de dinero público esta legislatura y 150 que deben captarse de fondos privados.

En este caso, la compra se ha instrumentalizado a través de la sociedad pública Capital de Desarrollo de Euskadi (Socade) por mandato y cuenta del Instituto Vasco de Finanzas (IVF), al que se dotó en 2017 con 30 millones de euros para realizar este tipo de adquisiciones.

Tapia ha señalado que se podía haber esperado a tener “absolutamente definido” el Fondo Estratégico, pero que consideraron “interesante enviar una señal” a las empresas vascas con una operación que se ha producido porque Kutxabank está reduciendo su participación en algunas empresas como consecuencia de “las exigencias del regulador”.

En la elección de CAF ha primado no solo el “arraigo”, sino “el carácter tractor y estratégico de esta compañía”.

“Es una oportunidad que no podíamos dejar pasar”, ha afirmado la consejera, que al igual que Azpiazu, ha rechazado cualquier motivación “especulativa” en su entrada en CAF.

Aunque dentro de la reordenación de los instrumentos financieros se prevea la figura de capital riesgo, en este caso se trata de una participación “permanente”.

Tapia ha asegurado que el Gobierno Vasco no afronta esta actuación como un “hecho aislado”, sino que habrá más acciones de este tipo, con el objetivo de dar “un espaldarazo claro a la industria vasca”.

Donde no intervendrá el Gobierno Vasco, según ha destacado, es en empresas que atraviesan dificultades porque se consideraría ayuda de Estado, por lo que “en ningún caso” se habría podido producir con la Naval, ha advertido Tapia.

Azpiazu ha admitido que en la participación privada del Fondo sí cabrían “agentes como las EPSV”, las Entidades de Previsión Social Voluntaria, con las que van a contactar, aunque ha señalado que ahora es pronto para “desvelar cuestiones concretas”.

“Las decisiones las tenemos que ir tomando de manera conjunta”, ha apostillado Tapia, quien ha añadido que el Ejecutivo autónomo “nunca había estado en la cabecera de una empresa cotizada” y que esto no tiene que ser “una condición ‘sine qua non'” para próximas operaciones.

CAF, por su parte, ha indicado a EFE que no se va a pronunciar sobre la entrada del Gobierno vasco en su accionariado.

Secciones
#OrainEkonomia#OrainEuskadiEmpresa

Relacionado con